La raza bengalí

La raza Bengal fue creada en los años ´80 por Jean Mill en Estados Unidos, mediante la cruza del leopardo asiático( felis bengalensis ) con un gato doméstico.

La primera generación híbrida (F1) es un gato con una madre o un padre leopardo. La segunda generación (F2) es un gato nieto de leopardo, la tercera generación (F3) es un bisnieto, y todavía es un híbrido. Recién en la cuarta generación (F4) se considera que es un Bengal ( SBT), y es reconocido como gato doméstico, aceptado por las distintas asociaciones de criadores de gatos de raza.

La primera de dichas asociaciones en aceptar el registro de gatos Bengal fue TICA, a principios de los años ´80. Recién en la década de los ´90 fue admitida para competiciones y campeonatos, luego de que otras asociaciones reconocieran oficialmente la raza.

 

Los Bengal son de apariencia salvaje, como pequeños leopardos, pero con la dulzura y docilidad de un gato doméstico. Sus enormes ojos brillantes y su pelaje similar un felino salvaje dan al Bengalí un aspecto de fiera que nada tiene que ver con su verdadero carácter. Forman lazos de amistad y fidelidad con sus dueños. Son muy cariñosos, inquietos, ágiles y muy curiosos. Conservan de sus antepasados la fascinación por jugar con el agua y trepar lo más alto posible.

 

Son gatos de estructura fuerte, pesada y musculosa, presentando los miembros posteriores ligeramente mayores que los anteriores. .Los machos adultos pesan entre siete y ocho kilos, las hembras son un poco más chicas.

Su pelaje es espeso, corto, muy brillante y extremadamente suave. El color de base pueden ser varias tonalidades claras como marfil, crema, amarillo, dorado y naranja. Las manchas son oscuras y pueden ser negro, chocolate o canela. Hay una versión "nieve" con un fondo muy claro, casi blanco y manchas que pueden ser rojizas o negras. En todos los casos la punta de la cola es negra al igual que las almohadillas plantares y el abdomen debe ser moteado.

Hay dos tipos de marcaciones, spotted o roseteados y marmolados, en ambos casos son como las dos variedades de leopardo.

Características

Apariencia general:

El Bengal es un gato doméstico con las características físicas del pequeño Felis Bengalensis de la foresta o gato leopardo. Un gato con aspecto básico salvaje y el temperamento dependiente y amoroso de un gato doméstico. Apariencia alerta. El Bengal es suave, delicado y brillante pero muy musculoso.

Tamaño: De mediano a grande.

Cabeza:

Forma: Cuña modificada hacia lo ancho, con contornos redondeados (más larga que su ancho). Se permitirán músculos maceteros más anchos en los machos adultos.

Tamaño: Ligeramente pequeña en proporción con el cuerpo, no se lo considerará al extremo.

Perfil: La frente con una suave curva hacia el puente, curva cóncava y muy suave de la nariz.

Nariz: Larga y ancha, cuerito de la nariz ligeramente acolchado. Puente de la nariz se extiende sobre los ojos.

Mejillas: Huesos de las mejillas altos y prominentes.

Hocico: Lleno y ancho con grandes y prominentes almohadillas de inserción de los bigotes.

Orejas:

Forma: Medianas a pequeñas. Básicamente orejas cortas con la base ancha y puntas redondeadas. Serán aceptables orejas algo pobladas horizontalmente, pero no serán deseables tufos en las orejas. Deben tener la impresión de pulgar.

Ubicación: Bien separadas entre sí, siguiendo el contorno de la cara en una vista frontal, apuntando hacia delante en una vista de perfil.

Ojos:

Forma: Ovales, podrían ser ligeramente almendrados. Grandes pero no protuberantes.

Ubicación: Bien separados con una ligera inclinación hacia la base de las orejas.

Color: En Bengals brown tienen que ser verdes, marrones u oro. En Bengals nevados deben ser azules. En Bengals seal sepia deben ser azul-verdoso (aguamarina) o verde-oro. En Bengals seal mink deben ser azul-verdoso.

Cuello: Grueso y musculoso, largo y en proporción al cuerpo.

 

Cuerpo/forma:

Largo y sustancial. Grande en proporción con la cabeza, no te tipo oriental o foreign. La estructura ósea debe ser robusta, nunca delicada. Muy musculoso, especialmente en machos. Este es uno de los puntos más destacados. Cuartos traseros ligeramente más altos que los hombros.

Patas:

Largo mediano, ligeramente más largas en la parte trasera que en la delantera. Muy musculosas, nunca delicadas. Pies grandes y redondos.

Cola:

Gruesa, afinándose hacia la punta, con punta redondeada. Largo mediano. Tamaño medianamente grande.

Manto/estructura:

El largo de pelo será de corto a mediano. Se permitirá manto algo más largo en los cachorros. Su textura será gruesa, lujuriosa, inusualmente suave al tacto y “brilloso”.

Condición:

Condición física perfecta. Bien balanceado física y temporalmente.

 

Nota: en general, los Bengal deben ser seguros de sí mismos, alertas, curiosos y amistosos.